3 de março de 2016

Testes encerrados para Alonso...


McLaren y Alonso esperan más caballos y aerodinámica

-Se han visto muchas diferencias con los neumáticos.

-Sí, esta semana ha habido menos, en casos como Hulkenberg no mejoró el ultrablando, yo mejoré solo tres décimas con el superblando y con el ultra no mejoré, así que depende de la temperaturas, las condiciones de la pista, hay resultados cambiantes.

-¿En qué posición se ve en Australia? ¿Luchando con qué equipos?

-No lo sé, mentiría si os digo una posición, es la búsqueda, la pregunta del millón que llevamos haciendo y también vosotros, ponernos en una posición concreta, pero para eso hay que llamar a un adivino, ahora mismo no hay nadie que ponga la mano en el fuego por una posición concreta de nadie. Es difícil leer los tiempos, a veces confuso.

-¿Cuáles son sus sensaciones?

-La sensación es positiva, es buena por las mejoras y el trabajo que ha hecho el equipo en el invierno, en fiabilidad tuvimos muchos problemas en pretemporada y temporada, en el 70% de las carreras sabíamos el problema que íbamos a tener no sabíamos la vuelta, si en la siete o la 22, pero sí que íbamos a tener un problema y eso fue muy duro. Ha habido cambios totales de diseño y filosofía en la unidad de potencia, muy grandes y cuando llegas a los primeros test siempre hay curiosidad de ver si todo va como la teoría decía y en ese sentido estoy contento porque no hemos tenido problemas graves con la unidad de potencia al menos. Y en prestaciones veremos, aún nos faltan caballos por recuperar, ha sido una pretemporada muy corta y ojalá los podamos desbloquear durante el campeonato.

-¿Qué balance hace entonces de la pretemporada?

-Positivo, hay que esperar a ver dónde estamos cuando lleguemos a Australia, solo es un test y es complicado sacar conclusiones, pero al menos hemos podido rodar con normalidad, aparte del segundo día que solo di tres vueltas, el resto de días en torno a cien y con convulsiones interesantes. Pero solo tres días de pruebas, un deporte un poco especial en eso, te subes tres veces al coche y ya empieza el campeonato. Imagina que fuera algo así en fútbol o tenis que pueden entrenar lo que quieran. Pero todos estamos igual y habrá que sacar el máximo rendimiento posible en Australia.

-¿Cómo siente la unidad de potencia?

-Hemos trabajado en diferentes aspectos, había cambios fundamentales en el diseño del motor este año para mejorar sobre todo la fiabilidad, hay que recordar que utilizamos doce motores el año pasado para el Mundial y eso sería imposible de pensar que se pudiera repetir. Hemos mejorado en algunos aspectos, aún faltan otros y en prestaciones está difícil de evaluar, pero estamos un poco por detrás de donde querríamos.

-¿Hasta qué punto han explorado todo el potencial del coche?

-Tenemos que esperar, en la primera semana de test hemos probado conceptos en la unidad de potencia y en aerodinámica, y para Australia hay mucho que hacer aún, pero respecto a la pretemporada del año pasado ha cambiado mucho porque hemos rodado, pero en prestaciones nos falta bastante para estar donde queremos estar. Ahora nadie tiene la respuesta.

-¿La Q3 es posible?

-Ojalá que sí, hay que esperar, se han hecho diferentes tiempos y neumáticos. Por ejemplo la semana pasado hicimos 1:25.5 con blandas y 1:25.2 con ultrablandas, solo por poner un ejemplo de la disparidad de tiempos que hay. En Australia veremos todos dónde estamos.

-¿Qué espera de esta temporada?

-De momento empezarla y ver donde estamos, ojalá pudiésemos saber dónde está cada uno, pero hemos los tiempos y un día parece una cosa y otro día otra, así que espero llegar a Australia y allí todos al mismo tiempo, con los mismos neumáticos y misma gasolina y si estamos el 17, el 11 o el quinto y a partir de ahí esperas una cosa u otra para la temporada. Pero independientemente de donde estemos va a ser un año en el que vamos a poder mejorar mucho más, desarrollar el coche mucho más, cosas que el año pasado estábamos bloqueados por el diseño o la fiabilidad de la unidad de potencia, sin fiabilidad y sin poder cambiar el diseño del motor podíamos ir dando pasitos y este año podemos dar ‘pasotes’ por decirlo de alguna manera.

-Habló bien del chasis la semana pasada, ¿qué cree que deben mejorar en ese sentido?


-No lo sé, del chasis nos falta aún agarre, carga aerodinámica, nos falta traer los alerones grandes de máxima carga, pero todavía no se han hecho porque las primeras carreras no se necesitan. No sé, la parte trasera aún hay mucho que descubrir porque tenemos una suspensión totalmente nueva que tenían otros equipos, pero nosotros íbamos con una especie de suspensión híbrida que habían utilizado hace dos años y que tenían en los brazos de la suspensión como una extensión del difusor, por tanto este año tenemos una suspensión nueva para nosotros y ahí en las próximas semanas vamos a encontrar bastante agarre cuando entendamos bien cómo funciona.

***

Quiere lanzar su mensaje y lo hace Fernando Alonso. Otra cosa es adivinar el receptor. Pero lo cierto es que el español es uno de esos pilotos capaces de hablar sobre este deporte con la sinceridad que lo hacía Ayrton Senna. Así de simple. Fernando, por ejemplo, no fue a la reunión de los pilotos con la FIA.

-¿Por qué no asistió?

-No, no fui porque no es que cuenten mucho con nosotros, así que… mis compañeros iban a decir lo que pensamos todos y estábamos bien representados. No pienso nada en particular, supongo que lo mismo que todo el mundo que complicar las cosas no puede ser bueno, sobre todo para el espectador, ahora tenemos que explicarles lo de los tres compuestos que tenemos que elegir, el sistema de calificación que cambia semana sí, semana no, el turbo, la H, la K…. la Z. En fin, la gente quiere poner la tele, ver coches que suenen mucho, que tengan las ruedas muy grandes y que sean muy rápidos y se adelanten sin parar y eso es lo que no tenemos. Y todo lo que se cambia es lo que no se debería cambiar.

-¿Por qué no se cuenta con los pilotos?

-Porque las reglas se han hecho históricamente en la F-1 guiadas por los ingenieros, hay reuniones técnicas y se deciden el futuro de las reglas y nosotros tenemos un poco de voz en los sistemas de seguridad por ejemplo con la protección a la cabeza que hay ahora después de varias fatalidades y en ese tenemos algo de voz, en lo demás escuchar y adaptarnos a las reglas siempre.

-No teme cansarse de este F-1 que no le gusta.

-Yo creo que no le gusta a nadie, para empezar, no se, igual a Hamilton o a Rosberg, pero si escuchas la reunión de pilotos que hacemos o cuando damos la vuelta en el autobús saludando a la gente pues no le gusta a nadie. Son coches tremendamente lentos, neumáticos difíciles de entender, presiones altísimas a día de hoy que reducen más la prestaciones y como es lo mismo para todos no hay nada que decir, pero es una F-1 diferente y más aburrida para conducir desde el punto de vista del piloto. Y para el espectador pues las audiencias tampoco engañan, siguen bajando y bajando y cuando hay algo que funciona o que es simple de entender pues lo cambian como ahora con la crono, es un poco un contrasentido a veces y ojalá que encontremos la dirección buena para este deporte.
(fonte: As.com)

Bjuss, Tati

Nenhum comentário: