"Há 10 anos ..." - Parte 2

FERNANDO ALONSO: 10 AÑOS DEL DEBUT DE UN MITO

El 4 de marzo de 2001, Fernando Alonso Díaz (Oviedo, 1981) formaba por primera vez en la parrilla de salida de un Gran Premio a bordo de un Minardi en Australia. Diez años después se ha convertido en un símbolo del deporte español, que hasta su irrupción jamás había conseguido una victoria en la Fórmula 1. Era una especialidad con apenas 300.000 seguidores en España, por los seis millones actuales, sólo superados por el fútbol. Fernando recuerda su trayectoria y confiesa sus inquietudes en una entrevista íntima concedida a MARCA en exclusiva.
UNA ENTREVISTA DE MIGUEL SANZ Y MARCO CANSECO

PREGUNTA. ¿Qué recuerda de aquel 4 de marzo de 2001 en el Gran Premio de Australia? ¿Piensa alguna vez cómo era usted y en qué condiciones llegó a la Fórmula 1 con aquel Minardi?
RESPUESTA. Pues no la rememoro mucho. La verdad es que no me suelo acordar nunca de ella. Si hago memoria ahora que me lo preguntas pues me acuerdo, porque tengo bastantes recuerdos de aquel día, pero pensarlo yo…

P. ¿Ni siquiera por cómo vivió el debut?
R. Hombre, tenía una sensación muy buena, de sentirme muy feliz, muy privilegiado de poder estar allí porque siempre el debut es emocionante. Estuve en Australia toda la semana con ganas de que llegara el domingo para debutar porque el lunes ya iba a poder decir que había participado en un Gran Premio de Fórmula 1, así que era una gran sensación.

P. ¿Es verdad que no conocía la cara de muchos pilotos y que Barrichello le pareció… poca cosa físicamente?
R. No, no dije nada de ninguno, pero sí que no les conocía demasiado. Yo siempre había corrido en karting, luego la Fórmula Nissan era siempre en España y la tele no daba la Fórmula 1. Sólo pude haber sabido algo de ellos cuando corrí la F3000, que era el mismo fin de semana de carreras, pero tampoco les veías en el paddock porque no era el mismo, así que conocía muy poco de todos.

P. ¿Se sentía pequeñito?
R. Sí… quizá no pequeñito, pero sí que me sentía raro. Lo que más cambia de la F1 respecto a otras categorías es la atención mediática, las cosas que tienes que hacer con eventos y patrocinadores, las fotos tuyas con el casco y sin el casco, la de la parrilla con todos los pilotos como si fuésemos un equipo de fútbol… Todo aquello no existía en otras categorías, por lo que los días previos a la carrera había toda esta acumulación de cosas que te hacían sentirte, si no pequeño, muy raro, estresado.

P. ¿El Minardi aquél era un ‘hierro’ o ahora que ha probado de todo lo recuerda con cariño?
R. No creo que fuera tan malo, sobre todo el chasis. El motor sí que era un Cosworth desfasado de años atrás y no estaba a un nivel muy bueno, pero el coche, para el debut, era fenomenal: frenaba mucho más que cualquier coche que hubiera probado, aceleraba mucho más, corría mucho más y me parecía que era buenísimo en aquella época.

P. ¿De todas las F1 que ha vivido en 10 temporadas, la más excitante es la de los potentes motores V10?
R. Yo creo que sí, los años 2004 ó 2005 con diferencia, porque el coche era más potente, había guerra de neumáticos entre Bridgestone y Michelin, neumáticos que nos hacían rodar un par de segundos más rápidos, y los motores tenían 900 caballos de potencia. Incluso con la aerodinámica tan precaria que teníamos hace seis años comparada con la de ahora, en Cheste rodábamos en 1:08 por 1:14 de ahora, seis segundos más rápido. Esos coches serán difícilmente igualables.

P. ¿Algún día contará la verdadera historia del ‘no’ a Ferrari en 2001?
R. Pues es que no hubo tampoco nada firme. Tenía la oportunidad de correr con Prost, que tenía motor Ferrari, que es como si ahora alguien tiene la oportunidad de correr con Sauber o con Toro Rosso, no tienen nada que ver con Ferrari. Prost sólo tenía motor Ferrari y la oferta era correr allí y luego a lo mejor ser probador de Ferrari o a lo mejor no y tener que volver a la F3000. No me aseguraban nada, mientras que Renault... pues sí que me ofrecía una posibilidad con una perspectiva mejor, correr en Minardi un año pero luego entrar en Renault oficialmente y máximo ser un año probador para, al final, poder correr.

P. Al final ganó usted esa batalla, el tiempo lo ha demostrado.
R. Bueno, gané dos campeonatos con Renault y no me quejo, me salió bien aquello.

P. ¿Diez años después uno sigue amando este deporte o el tiempo lima todos los cariños?
R. Sí, sí [rotundo]. Lo entiendes mejor también, sabes que no son sólo carreras de coches, que la Fórmula 1 también es mucho negocio e intereses. Tienes que quererlo con las cosas buenas y las malas que tenga.

P. ¿Ha cambiado el punto de vista sobre algunos temas que antes no soportaba?
R. Sí, claro. Acabas viendo que no es una competición pura y dura, que los coches no son iguales, que las reglas no son iguales para todos a veces. Sabemos que hay que aceptarlo así porque quizá parte del encanto de la Fórmula 1 también venga por esto, porque si no sería una GP2 y la GP2 no tiene el interés de la Fórmula 1.

P. No sé si sabe el dato. En el 75% de las carreras que ha disputado ha quedado igual o mejor que de donde salía antes de llegar a meta o retirarse. Sólo Schumacher tiene un porcentaje similar en esta década. ¿Qué le dice esto?
R. [Se ríe] Nada… no lo interpreto de ninguna manera en particular, sólo que he tenido siempre suerte de contar con coches muy buenos en mi carrera. De los peores coches que he tenido igual fue el R29 de 2009 y con ése logré un podio en Singapur. Ya quisieran algunos que uno de los peores coches que tuvieron les permitiese lograr un podio, pensando en la gente que corre en Sauber o Force India o estos equipos. Así que he tenido suerte.

P. ¿Pero no define a un campeón que siempre esté por encima de su coche?
R. No lo sé… [pausa larga]. Creo que es difícil valorar los resultados de un coche o un piloto. Tú haces tu trabajo y eres lo más profesional posible para ayudar a tus equipos. Nada más. Sólo que siempre intentas dar el máximo.

P. Oiga, que modesto es. ¿Nunca se ha sorprendido a sí mismo?
R. Pues… [larguísima pausa]

P. ¿Nunca se ha dicho ‘¡coño, que bueno soy!’?
R. Es que si te sorprendes siempre es de manera negativa. Cuando haces la cosas bien, todo va bien y a veces si te sales de la pista o te subes a un bordillo, haces medio trompo y te adelanta un coche, cuando acaba la carrera te exiges a ti mismo que eso no vuelva a pasar porque es un error que no tenía que haber ocurrido.

P. ¿Se ha sentido alguna vez en inferioridad de condiciones con algún rival o compañero? ¿Ha pensado ‘éste es mejor que yo’?
R. No. Sabes que muchas veces es imposible luchar con muchos equipos, como era el caso de 2003, 2004, 2008 ó 2009, donde Ferrari o McLaren dominaban claramente y tú estabas en Renault o Minardi y te tienes que contentar con sextos, séptimos o algún podio de vez en cuando. Ahí sí que te resignas un poco a que es imposible luchar de tú a tú con ellos porque van demasiado rápido.

P. ¿Y en inferioridad de trato?
R. Seguramente en el año en McLaren, en 2007, me sentía un poco fuera del equipo en sí, no compartía prácticamente nada de lo que hacían.

P. ¿Se arrepiente de alguna cosa que haya dicho en todo este tiempo, o si la lee ahora la matizaría?
R. No [rápido] Todo estaba muy pensado y lo que dije fue sabiendo lo que decía y la verdad que decía. Si molestó la verdad alguna vez no era problema mío en ese momento.

P. ¿El tamaño de uno se mide por el número de sus enemigos, o de sus amigos?
R. Mira, mi preocupación no es retirarme de este deporte con más amigos que enemigos, yo no corro en la Fórmula 1 para hacer amigos, sino para lograr muchos títulos. Porque significaría que para lo que me han contratado, he cumplido. En todo caso sí que creo que valoras a las personas por el cariño que se les muestra o los amigos que tiene, como ha pasado ahora con el accidente de Kubica. Ha habido una respuesta unánime detodo el paddock, todos los equipos, todos los pilotos, porque es un piloto diferente, con su carácter, con su todo, pero querido en general. Cuando pasa algo como esto se demuestra todos los amigos que tiene o todo el cariño que se le puede tener y esto es bonito.

P. En 2006 decía que no se veía hasta los 37 años corriendo y de repente, casi de la noche a la mañana, se ve otra década rodando por el mundo. ¿Qué ha ocurrido entre tanto?
R. Pues sí, creo que en aquel momento pensaba que ya era bastante, quería vivir también algo de esta vida que pierdes y tampoco pensaba encontrarme tan a gusto como me encuentro ahora en Ferrari. Ahora tengo otro nivel de ver las cosas, otra paciencia. Estar en Ferrari ha sido una bonita sorpresa, es mucho mejor de lo esperaba y eso que esperaba un equipo de leyenda, mágico, pero es más de lo que se ve desde fuera. Por eso ahora no tengo prisa por marcharme, aquí disfruto haciendo segundo, octavo o el 23º, disfruto por el hecho de pilotar un Ferrari.

P. Ahora lleva usted ese Ferrari, puede adelantar mejor, siempre ha sido de los que arriesgan en esa maniobra hasta
con el Minardi. Que ahora sea más fácil con tanto alerón y kers, ¿le molesta?
R. No, creo que no molesta. Es cierto que va a haber más oportunidades y todos vamos a aprovecharlo, los que tienen más facilidad para adelantar tendrán algo más de ventaja extra y los que tenían más dificultad pues ahora tendrán alguna posibilidad, pero va a seguir habiendo diferencias entre los que adelantan mejor o peor.

P. Senna dijo una vez: “Todos los años hay un campeón, pero no siempre hay un gran campeón”. ¿Lo comparte?
R. Seguramente es cierto. Siempre tiene que ganar alguien, pero luego, en la historia de la Fórmula 1, si le preguntas a cualquiera te dice 10 nombres, no te dice más, porque son los que han calado o los que han hecho algo extraordinario. Y esos nombres siempre son los de Lauda, Fangio, Prost, Senna y toda esta gente. Campeones hubo muchos más, sólo que quedan olvidados.

P. No se incluye.
R. Cuando me retire, a ver si he ganado lo suficiente para ser recordado. Y si no lo soy, pues me retiraré igualmente muy contento y orgulloso de la experiencia vivida en este deporte.
(fonte: MArca.com)

E ainda tem gente que diz que Alonso é arrogante e se acha o melhor!? Eu devo ter o senso comprematido mesmo! rsrs

Agora um vídeo de 2001... quase uma raridade! Viva o Youtube! hehe


Amanhã eu volto com mais uma parte da entrevista do MARCA e também outras coisinhas que vou preparar para vocês. Se possível um texto... vamos ver! Aguardem!

Bjinhus, Tati

Comentários

Letícia disse…
O tempo voa mesmo..nunca imaginei que seria tão fã dele como sou hoje. Adorei a entrevista.
wagner disse…
Boa entrevista, sem devaneios. " ...uma competição dura, os carros não são iguais, as regras não são iguais para todos." Mais realista, impossível!!!
Janaina Barioni disse…
Eu o conheço só há 6 anos, mas me orgulho de cada segundo da carreira desse guerreiro!!!

Postagens mais visitadas deste blog

Feliz Aniversário, Alonso!!!!